viernes, 2 de enero de 2015

Viviendo la Fe Cre-Ser Cultural

Una de las preguntas con las que nos encontramos frecuentemente en Cre-Ser Cultural es:¿Cómo vivir la fe? Para dar una respuesta, una buena idea puede ser recurrir a lo que nos enseña la Palabra de Dios, en la vivencia de los Mandamientos, comprendidos desde la doble indicación del Amor y lo que la fe católica nos invita a descubrir a través de las 14 Obras de Misericordia (corporales y espirituales) , dando continuidad al cumplimiento de la ley de Dios a su plenitud por medio de la caridad.
Un verdadero cristiano experimenta la caridad de forma definitiva. Se inicia en esta desde el hogar, por el cómo se trata a la pareja y viceversa, los papás y los pequeños, los hermanos, y todos los familiares incluyendo a los vecinos. Se vivencia a través del servicio –sobre todo con las personas que más lo necesitan, el perdonar (sobre todo a los enemigos), el escuchar, el acoger, el compañero, el renuncia al egoísmo, el abnegarse, el temple, el ser humilde, el tener pudor, el ser paciente, o sea, de varias maneras. En el momento en que los pequeños observan a sus mayores viviendo la caridad, tienen la claridad de ver el Evangelio hecho realidad en ellos, y de aprender que el Amor de Jesús no es una fantasía, sino que es una realidad, que nos salva y nos reconcilia.


Finalmente, es de suma importancia vivir con toda la familia el sendero de la conversión. Cuando los papás deciden valientemente no educar "según la corriente" ("porque todos lo hacen"), los pequeños también se crían con valores para vivir y dar fe del Evangelio en cualquier momento. Unidos en el Señor, la familia es capaz de tener presente los valores del Evangelio en su entorno social, laboral, en sus escuelas. También es capaz de afrontar tentaciones y luchar contra el pecado, viviendo la prudencia y el discernimiento de los caminos de Dios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada